Dejan sin subsidio a madre e hija con retraso mental

Dejan sin subsidio a madre e hija con retraso mental ojo trabajo de la Defensoria_Page_1_Image_0002

Santa Clara, Cuba, 28 de septiembre de 2015. La Constitución de La República De Cuba en sus artículos 47 y 48 plantea que el Estado garantiza la protección adecuada a todo trabajador impedido por su edad, invalidez o enfermedad. No obstante se viola lo establecido en la Constitución, ejemplo de ello es el caso de dos ciudadanas con retraso mental a las cuales se les suspendió el subsidio que recibían por seguridad social que consistía en una chequera debido a su incapacidad para trabajar.

Se trata de una madre y su hija ambas retrasadas a las que se les suspendió el subsidio que recibían por Seguridad Social. La trabajadora social les comunica que debido a la convivencia de otro miembro de la familia con ambas no pueden recibir amparo subsidiado, por otra parte la tercera conviviente se le imposibilita trabajar debido a que debe atender las labores del hogar ya que madre y hermana menor no están en plena capacidad mental.

Los miembros de la delegación del CID Unidos por la Libertad y Democracia asumieron el caso y representarán a las afectadas ante las  autoridades gubernamentales implicadas.

Queja:Hoy ignoran a una anciana que en otros tiempos aportó al país_Page_2_Image_0001

Santa clara, 28 de septiembre de 2015 A: Dirección de Seguridad Social.

De:  Defensoría  del  Pueblo  del  Partido  Cuba  Independiente  y Democrática (CID).

Asunto: queja por violación de los derechos ciudadanos según lo establecido en la Constitución de La República de Cuba.

Según lo expuesto en la Constitución de la República de Cuba:

CAPITULO VI, IGUALDAD,

ARTÍCULO 41.-Todos los ciudadanos gozan de iguales derechos y están sujetos a iguales deberes.

ARTÍCULO 47.-Mediante el sistema de seguridad social, el Estado garantiza la protección adecuada a todo trabajador impedido por su edad, invalidez o enfermedad. En caso  de muerte del trabajador garantiza similar protección a su familia.

ARTÍCULO 48.- El Estado protege, mediante la asistencia social, a los ancianos sin recursos ni amparo y a cualquier persona no apta para trabajar que carezca de familiares en condiciones de prestarle ayuda.

Reclamamos mediante la presente queja que se dé cumplimiento a la vigente Constitución, siendo usted un representante del Estado que rige las leyes en Cuba las que se violan constantemente, obrando deliberadamente y obviando las consecuencias de su mal proceder.

Representamos el caso de Midiala Alcántara y María Avalos, personas con diagnosticadas clínicamente con Retraso Metal las que fueron despojadas del subsidio que se les paga por su imposibilidad de trabajar. La funcionaria de Seguridad Social que las atiende les alega que la suspensión está dada por existir otra persona en su núcleo familiar, no obstante esta persona (hermana e hija) de las afectadas alega ser imposible su incorporación a un centro laboral ya que debe realizar los quehaceres hogareños y cuidado del hogar donde residen.

Sin otro asunto en espera del cumplimiento y respeto al derecho ciudadano

Sara CubaPor Sara Cuba, Defensora del Pueblo

Anuncios

Fui internacionalista en Angola y vivo decepcionado de este gobierno

Fui internacionalista en Angola y vivo decepcionado de este gobierno_Page_1_Image_0003

Denuncio:

Me llamo Reinaldo Rodríguez Hernández, vecino de Las Delicias, municipio San Juan y Martínez, Pinar del Río. Soy uno de los tantos cubanos que cumplieron misiones internacionalistas en Angola y hoy me encuentro abandonado por un gobierno que prometió que la pobreza   no existiría en la Cuba revolucionaria.

Desde hace 15 años tuve que mudarme para este bohío porque mi casa no aguanto más y se desplomó en pedazos. Cuando esto sucedió ya llevaba varios años tratando que el gobierno municipal le diera una solución a mi problema, pero nunca conseguí absolutamente nada. Con lo poco que quedó de mi casa hice este bohío y como dije anteriormente llevo 15 años viviendo como un animal.

Toda mi vida me desempeñe como mecánico automotriz en la empresa de transporte agropecuario y mi jubilación me alcanza malamente para medicamentos y los pocos alimentos que dan por la famosa libreta de racionamiento.

Cuando llegué de mi misión en Angola nunca pensé que iba a tener un futuro tan incierto después de oír tantas consignas y promesas. Vivo decepcionado al saber que fui manipulado por un gobierno que no le interesó todas las vidas que se perdieron en ese país y todos los que regresaron con problemas de trastorno mental por el horror que vivieron.

Hoy me dirijo a ustedes no con el objetivo de mendigar lo que por derecho me corresponde, si no para que sepan el sentir de un buen cubano que dio su vida por su país y por el proceso revolucionario y como muchos se sienten decepcionados.

Hoy ignoran a una anciana que en otros tiempos aportó al país_Page_2_Image_0001Por Yamilis Valdés Rodríguez, Dama de Blanco