Reclamación ante la Dirección Provincial de Acueducto y Alcantarillado

21 de noviembre de 2014

Partido Cuba Independiente y Democrática (CID)

Proyecto: La Defensoría del Pueblo (DP)

Delegación del CID: Unidos por la Libertad y Democracia

Caso: Reclamación ante la Dirección Provincial de Acueducto y Alcantarillado

Informe realizado por: Yesmy Elena

Santa Clara, Cuba. En la provincia de Villa Clara durante muchos años los alcantarillados de distintas zonas de esta región central se encuentran totalmente desatendidos por las autoridades pertinentes.

En todas las municipalidades de la provincia, existe un abandono hacia estas cunetas que son del interés de la población, según ciudadanos residentes en distintos lugares de la provincia, el desinterés de limpieza y mantenimiento de las alcantarillas, se hace notable cada día.

Estas cloacas, se encuentran atascadas por el deterioro de las mismas, construidas en los años 50 su gran mayoría, otras de las causas es, la falta de protección de la acumulación de objetos, basura o desechos de las calles que obstruyen el desagüe, por no tener rejillas que frenen los desperdicios.

Plantean vecinos de la barriada Virginia, que la Dirección de Acueducto y Alcantarillado en Santa Clara, no garantiza un saneamiento a estos registros que afectan la salud e higiene de los habitantes, debido a que se encuentran desbordados con tupiciones y no solucionan el asunto.

Destaca la ciudadana Erundina, vecina de calle nueva entre callejón del salado y prolongación de Marta Abreu, que frente a su vivienda hay un conducto que está repleto de porquerías y no permite que corra las aguas albañales.

Dijo también, que cuando llueve las aguas fétidas llegan hasta el interior de su casa, situación que ha planteado en las reuniones del Comité de Defensa de la Revolución (CDR), encuentros con el Delegado y hasta en las oficinas gubernamentales convenientes y aun no arreglan la cuestión.

Villa Clara, es una de las provincias más contaminadas del país, debido a las negligencias de las autoridades locales y sus dependencias que no garantizan un saneamiento eficaz en la región, existe un alto número de localidades infestadas con casos de dengue, cólera y otra enfermedades propiciadas por las contaminaciones del medio ambiente.

Trabajo de la representación de la Defensoría del Pueblo (DP):

Los activistas que trabajan en el proyecto la DP de la delegación citada, junto a vecinos afectados, decidieron realizar un documento escrito donde se exprese el sentir de los ciudadanos aquejados por esta problemática.

El escrito estará dirigido a la Dirección Provincial de Acueducto y Alcantarillado, ubicado en la ciudad santaclareña, donde se plantearan las afectaciones de los vecinos y sus quejas, en cuanto a las negligencias de la entidad pertinente, para soluciones a este tema.

Trabajaron en el caso Javier Sol Díaz, representante del DP, Miriam Hernández León y Yasmin Conyedo Riveron, activistas del CID.

El documento contara con el asesoramiento jurisdiccional por parte de Sara Cuba y Yesmy Elena.

tupicion de alcantarillado en santa clara 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

La Seguridad del Estado no quiere café

“El derecho mismo, ejercitado por gente inculta, 

se parece al crimen”
José Martí

La semana pasada fue cerrado, por órdenes de la Seguridad del Estado, el “Café Don Pepe”. El café, ubicado en la ciudad de Trinidad, era bastante extenso en sus ofertas. Recientemente se amplió aun más la carta y fueron ofrecidas nuevas categorías de esta infusión tan cubana. Dentro de éstas nuevas ofertas se encontraba el Café Pepe Ginebra. Al parecer uno de los asiduos al lugar se sintió incómodo y fue realizada una denuncia por el delito de difamación pública a un mártir. Ante esto asistieron inspectores provinciales que fueron sucedidos por agentes de la Seguridad del Estado, los cuales prohibieron la exhibición del café en la carta y dos días después, sin importar si estaba o no el café en la oferta, los mismos agentes acompañados por la policía dieron la orden de cerrar el establecimiento.

Según la Historia, la primera vez que se tildó de algo semejante a José Martí, fue en 1895, en un semanario conocido como “La Política Cómica”. En la edición del 25 de marzo de ese año, se publicaba una caricatura donde se dibujaba a Martí junto a una mesa con una botella y una mujer sentada en las piernas. Si bien ha sido desmentido dicho rumor por la historia y lo cierto es que Martí ni bebía ginebra ni era entregado a ningún vicio, siempre ha existido gente envidiosa que de cualquier burla o calumnia se ha valido para crear campañas.

El Café Don Pepe ha sido cerrado por un ejercicio ilegítimo de abuso de poder, pues aunque el nombre del “cafecito” pueda ser polémico, no existe una ley que justifique la forma exagerada con que el régimen ha manejado el asunto. El código penal establece que para la conformación de un delito debe existir en el acto: peligrosidad social, prohibición por parte de la ley y una sanción penal prevista. No obstante aunque se reúnan estos requisitos, si por la escasa entidad de sus consecuencias y las condiciones personales del autor, el hecho carece de peligrosidad social; no se considera delito.

Evidentemente la Seguridad del Estado Cubano no persigue la seguridad de los ciudadanos, sino sembrar el terror violando incluso el Código Penal vigente. Es notable que siempre han existido envidiosos, que nuestro Apóstol, no es ningún Pepe Ginebra y que en Cuba no hay ni democracia económica ni un sistema judicial que proteja los derechos del ciudadano.

Por- José Raúl Oromí
Activista del CID-DELEGACION-3
HIJOS DE LA LIBERTAD
cafe don pepe